El origen de los eventos

By mayo 14, 2015Sin categoría

Todos sabemos lo que es un evento o creemos saber lo que es un evento de fiestas, que no sarao. Quién no ha ido alguna vez a un concierto a vibrar con una descarga de decibelios, una fiesta a ver que se cuece, una conferencia para retuitear nuestra vida cultureta, una convención para ya que voy a ver si me toca hotel con piscina, un festival a quemar las naves, una boda a arrasar con la barra libre,… Pero ¿Cuándo, en qué época o civilización empezaron nuestros antepasados a dejarse ver por estos lugares?

Fiesta de graduación

Remontémonos a la Grecia clásica, por partir de una sociedad medianamente organizada, donde la vida social se regía por el ocio, el tiempo libre para disfrutar de la cultura, la religión para complacer al Olimpo y el deporte como canal donde se incluye todo lo antes mencionado. Más o menos como nosotros ahora, donde el ocio aliviana nuestras estresadas vidas, la cultura las nutre, la religión las festeja y el deporte… qué decir del deporte, o el Dios fútbol.

El origen real del concepto evento nos lleva a Tiro, ciudad fenicia del Mediterráneo en la que Britania, ya en la época de los romanos, decidió que la usaría de trampolín para que el mundo la conociera poniendo por bandera su potencial comercial y su conquista de nuevos mercados.

Según la RAE, la palabra “evento” procede del latín: eventus y significa: acaecimiento o cosa que sucede. Algo tiene que suceder, ya sea una gala o una reunión, para que nos encontremos y compartamos un momento para que disfrutemos de compañías que de otra manera no disfrutaríamos, conozcamos otros sectores profesionales que nos pueden complementar, o para que nos vendan cualquier aparato novedoso… tal es su importancia en el día a día como factor de supervivencia de la sociedad, que podría ser la columna vertebral del verdadero significado de ser social.

Kissing Room MB Fashion Week

Kissing Room MB Fashion Week

 

A lo largo de la historia se han ido acoplando a modas y modos. De las olimpiadas griegas, a las bacanales romanas pasando por las romerías o las fiestas de los pueblos y llegando a los Rolling en el Bernabeu.

Desde estonces hasta ahora, hemos asistido a una evolución de todos esos acontecimientos a las que hoy llamamos eventos. Aunque el objetivo final de la mayoría no ha cambiado mucho, sí que se conciben de forma distinta.

Como agencia de eventos, por lo tanto, tenemos el narcotizante honor de hacer que las cosas sucedan. Y eso… puede ser de las cosas más adrenalínicas que hay en el mundo; desde Grecia hasta hoy.

 

2 Comments

Leave a Reply